Sistema constructivo Crea

Sistema constructivo Crea

Cuando hablamos de construcción de viviendas, lo primero que se nos viene a la mente es el sistema de construcción tradicional, puesto que se trata del más antiguo y el más difundido. En la zona donde nos encontramos, este tipo de construcción está fundamentado, principalmente, en el empleo de estructuras porticadas de hormigón, compuestas por vigas, pilares y forjados de hormigón armado. Hay que tener en cuenta que todo se ejecuta en obra, por lo que se está expuesto en todo momento a las inclemencias meteorológicas. Este tipo de construcción es lenta y pesada, lo que encarece el precio final.

En los últimos tiempos se puede observar cierta inclinación hacia una construcción más industrializada; cada día aumenta el número de empresas que se dedican a la construcción de  viviendas prefabricadas o viviendas modulares.

El sistema de viviendas prefabricadas está basado en el diseño y producción de secciones estandarizadas, elaboradas en serie en una fábrica para su posterior ensamble y montaje en obra. Disminuye el tiempo de ejecución y el tiempo en obra.

Por su parte, las casas modulares son residencias construidas por módulos de caja separados que se ensamblan posteriormente mediante la utilización de grúas formando las diferentes estancias que conforman la vivienda completa. En este caso, el tiempo de ejecución en obra se reduce notablemente.

El concepto de casas residenciales industrializadas no se limita a las construcciones modulares o casas prefabricadas, es algo más amplio, abarca también procesos estandarizados.

Pues bien, el método constructivo de Método Crea combina la solidez y durabilidad del sistema tradicional pero usando principios de la construcción industrializada para mejorar así la eficiencia y la rapidez de ejecución. Las viviendas se construyen in situ, como ocurre en la construcción tradicional, pudiendo adaptarse a cualquier tipo de soluciones, pero se realizan bajo un proceso estandarizado que nos permite reducir tiempos y, por tanto, costes. Se utilizan materiales y sistemas que nos posibilitan industrializar en cierta medida el proceso, lo que implica menor mano de obra y permite disminuir el tiempo a pie de obra. Damos especial importancia al estudio pormenorizado del proyecto de la vivienda; esto nos permite planificar con mayor exactitud los plazos y minimizar imprevistos. Buscamos la eficiencia energética tanto en los diseños como en los materiales que se utilizan, con aislamientos de alta resistencia térmica y sistemas de calefacción eficientes que permiten un ahorro energético importante.

El Método Crea engloba todo el proceso de manera integral desde la búsqueda del terreno hasta la entrega de las llaves, incluyendo el proyecto, el interiorismo y el equipamiento. Existe un único responsable para todas las fases del proceso, lo que permite una comunicación fluida entre la empresa y el cliente para poder definir completamente el proyecto antes de comenzar las obras, evitando la improvisación que suele surgir en la construcción tradicional.

Las viviendas modulares están diseñadas para una parcela ideal, no teniendo en cuenta los aspectos intrínsecos de cada terreno. En nuestro caso adaptamos cada proyecto a la parcela donde se ubicará la vivienda, asegurando así unas condiciones óptimas para el proyecto concreto al que nos enfrentamos.

Dejar comentario